Cuencos Martillados Artesanales Nuevos:

Todos nuestros hermosos cuencos son hechos por artesanos de Patán, en el Valle de Katmandú, exclusivamente para Casa del Cuenco. Cada Cuenco es martillado a mano desde un plato denso metálico que se compone principalmente de bronce acústico (cobre con estaño) y trazas de otros metales como, oro, plata, hierro, plomo y zinc en un porcentaje cercano al 2.98% de la aleación final. La fabricación de un cuenco es un elaborado proceso que combina la destreza del artesano, meditación y ciencia milenaria. 

De sonidos duraderos, expansivos, profundos, de notas puras o ricas en armónicos, nuestros Cuencos martillados te transportarán a un espacio de quietud y entendimiento, sólo tienes que dejarte llevar por el sonido y sentir su vibración.

 




Cuencos Martillados Artesanales con Símbolos Grabados

Tienen la misma aleación y proceso artesanal de fabricación que nuestros Cuencos Nuevos, pero adornando sus paredes internas y externas encontrarás hermosas grabaciones con geometría sagrada, mantras, símbolos sagrados, pintados mano alzada por talentosos artistas Nepalenses. Estos símbolos y mensajes sagrados impregnaran bellamente cualquier lugar donde se les coloque.

Los grabados no interfieren en la riqueza del sonido que cada Cuenco emite, estos tienen los mismos tonos cálidos y riqueza armónica que nuestros cuencos artesanales nuevos sin diseño




Cuencos Martillados Artesanales Full Moon:

Elaborados a mano durante y directamente bajo la luz de la luna llena, estos Cuencos aprovechan las energías sutiles de la luna para entregar vibraciones curativas extraordinarias y de larga duración, haciendo su sonido realmente único, hermoso y de alta energía.

Elaborados a mano por artesanos de Cuencos Tibetanos de quinta y sexta generación, en el Valle de Katmandú una vez por cada luna llena. Cada Cuenco tiene hermosos detalles tallados a mano, incluyendo un exclusivo signo de los Cuencos Full Moon, el mantra de la compasión en tibetano y una firma del artesano.





Cuencos Martillados Artesanales Antiguos

Los Cuencos Antiguos son recolectados de remotas aldeas y monasterios del Valle de Katmandú, donde sus habitantes han guardado por siglos tesoros con forma de Cuenco, para que algún día lleguen a las manos de personas que necesiten de la vibración curativa de estos hermosos Cuencos Antiguos.

Cuencos Thadobati:

Los Cuencos Thadobati se encuentran entre las formas de cuenco más antiguas, con algunos ejemplos que se remontan al menos al siglo XV. Muchos muestran signos de uso considerable, con superficies martilladas y marcas grabadas desgastadas con el paso de los años.

Su sonido es espacial, místico y muy dinámico, de los cuencos antiguos, son los que tienen la mayor riqueza de armónicos llegando la mayoría hasta la quinta octava.


Cuencos Jambati:

El Cuenco Jambati es el grande y más pesado de la familia de cuencos cantores, y podría decirse que es la más bella. Estos impresionantes cuencos se caracterizan por tener paredes bastante altas y con gracia curvada, un fondo plano pequeño y, por lo general, un labio triangular hacia adentro que puede ser liso o con surcos. La decoración es mínima y generalmente se limita a unas pocas líneas incisas simples que forman una banda o collar cerca del borde exterior, y varios círculos concéntricos incisos que irradian desde el centro del cuenco.

Estos son los más grandes y de sonido profundo de todos los cuencos tibetanos. Los tonos fundamentales pueden ir desde la 2ª a la 3ª octava de un piano. Los tonos de canto pueden extenderse hacia la quinta octava.

Cuencos Manipuri:

Proviene de la región de Manipur (en el Himalaya oriental cerca de Nagaland), pero esta forma es también típicamente tibetana también. Sus paredes son más bajas en relación al diámetro, con una base inclinada gradualmente. Por lo general, van desde aproximadamente 10 a 19 cm, y sus tonos están en la gama de la 2ª la 5ª octava.

Cuencos Ultabati:

Son cuencos similares al estilo Jambati y vienen en tamaños grandes de manera similar de 18 cm. Su característica distintiva es que el lado de la taza se curva hacía dentro del borde. Estos cuencos no son muy comunes, son difíciles de encontrar con mejor calidad de sonido. Los cuencos Ultabati menudos tienen marcas de martillo prominentes. Pueden venir de color oscuro, incluso negro en el exterior y brillante en el interior. Las líneas de rayas son similares a las de los cuencos Jambati, pero mucho menos comunes.

Mientras los cuencos Jambati eran uno de los favoritos en el Tíbet, los Ultabati parecen ser más del norte de la India. Los cuencos Ultabati tienen los mismos tonos bajos de Jambati. De hecho, algunos de los tonos más profundos que he encontrado en los Ultabati más delgados, comienzan en el extremo inferior de la 2ª octava