Vivimos una vida abultada de pensamientos que no nos permiten tener una conexión con lo esencial, distintas ideas y conceptos preconcebidos nos mantienen atados en la rutina y la normalidad, coloreando la realidad con los ojos del pasado.

Estos ciclos se repiten una y otra vez de distintas maneras, construimos nuevas ideas para derrumbar las antiguas, adornamos nuestros pensamientos como logros, sin darnos cuenta de la intrínseca limitación que eso conlleva.

Toda idea pertenece al pasado y toda imaginación es una construcción de estas imágenes proyectadas en el futuro, por ende si vivimos de esta manera, siempre estaremos percibiendo la realidad como una idea y no como lo que realmente es.

Lo más asombroso de los cuencos tibetanos, es que tienen la capacidad de atraer tu atención al presente una y otra vez, con magnifica precisión, su armonioso, denso y tridimensional sonido, te pone en contacto con el silencio, con aquella presencia que está siempre disponible para quién la reclama como su hogar.

MEDITACIÓN SIMPLE CON CUENCOS TIBETANOS
Al tocar nuestros cuencos tibetanos en una posición cómoda y con la ambientación adecuada, estaremos realizando una meditación activa, la cual nos transportará a un espacio de silencio e introspección en donde nuestra atención será guiada por el sonido y la vibración de nuestro cuenco:

Pasos para una meditación simple (3- 15 minutos):

-          Elegir un espacio en tu casa o parque más cercano en el que te sientas cómoda y a gusto.

-          Si estás en tu casa, puedes prender una velita y inciensos aromáticos para ambientar tu sesión.

-          Siéntate en una posición cómoda y respira profundamente por unos minutos.

-          Una vez te hayas silenciado, puedes comenzar a hacar cantar tu cuenco de forma tranquila y consiente, permitiendo que el sonido  vaya guiando tus movimientos. 

-          Si tienes más de un cuenco, puedes combinar el canto de uno de ellos con la percusión de los otros, combinando sus sonidos en una hermosa melodía llena de armónicos.

-          Termina tu meditación con un agradecimiento a la vida cuando lo sientas que ya fue suficiente.


Algunos beneficios a nivel mental:
  • Promueve la generación de ondas cerebrales Alpha, Theta y Delta.
  • Expande tu conciencia y abre tu campo de percepción 
  • Estimula tu glándula pineal 
  • Su sonido es efectivo en tratamientos para combatir el insomnio y otros trastornos del sueño
  • Aumenta la creatividad y la imaginación 
  • Disminuye la ansiedad y el stress mental
  • Disminuye el flujo de pensamientos
  • Ofrece espacio psicológico para la resolución de problemas

¿Te gustaría profundizar más? ... ¡Te invitamos a conocer nuestros cursos que estamos realizando todo el año aquí!