El masaje sonovibracional consiste en transmitir las vibraciones de los cuencos tibetanos a través de nuestro cuerpo, ya sea en espalda estómago, brazos, piernas, articulaciones, glúteos, zona púbica y cabeza. Este micro masaje no solo interactua con nuestro cuerpo, sino que también con órganos, tejídos, huesos, células y átomos.

La vibración armónica producida por los cuencos nos afecta positivamente, a continuación alguno de los múltiples beneficios a nivel corporal de tocar nuestros cuencos:


Beneficios a nivel físico:

  •        Relaja y distiende la tensión acumulada en la musculatura
  •        Equilibra nuestros líquidos internoS
  •        Masajea y desintoxica órganos internos
  •        Reduce el dolor en órganos
  •        Ayudan al proceso de sanación celular 
  •        Alivia el dolor de esguinces, dislocaciones, artritis y tendinitis.
  •        Mejora la circulación: problemas cálculos renales, disfunción eréctil y dolores menstruales.


¿Te gustaría profundizar más? ... ¡Te invitamos a conocer nuestros cursos que estamos realizando todo el año aquí!